Blog

Regreso al futuro: Cosas que no veremos en el futuro y otras tonterías (3 de 3)

Casi todo ha sido dicho y analizado sobre Regreso al futuro. Ver la trilogía es un auténtico desafío a la hora de cazar gazapos y pillar referencias cruzadas, una gincana del botón de pause, lo recomiendo a quien tenga lo que hay que tener para admitir que es un friki (y bastante tiempo de sobra).

Yo, por mi parte, termino esta serie de artículos con una lista de curiosidades en las que tal vez no hayáis pensado o se os hayan pasado por alto.

  • Predicciones de futuro. Como buena película sobre el futuro, RAF incluye ciertas predicciones. Teniendo en cuenta que parte de su argumento se desarrolla en 2015, ha llegado el momento de hacer recuento de algunas jugadas, ¿no? Por el lado negativo, tenemos que decir que hoy en día los coches no vuelan ni hay monopatines voladores (¡¿dónde cuernos está mi hooverboard?!). Por el lado positivo —aunque hace un par de años asistimos a un fugaz renacimiento de los colores flúor (sobre todo en bolsos y esmaltes de uñas)— gracias a Dios no llevamos las pintas de Biff y sus colegas. El servicio meteorológico es más fiable pero aún no va al minuto. El caso Gürtel da testimonio de que la instrucción de un caso judicial aún puede llevar siglos y no se puede detener, juzgar, y condenar a nadie en tres horas, porque aún tenemos picapleitos. Las Pepsis no cuestan 50 dólares y —también gracias a Dios— no hemos tenido que sufrir 18 secuelas de Tiburón (aunque puede que el destino se haya vengado de nosotros con Sharknado).
    Curiosamente, la única «predicción» que se ha hecho realidad de cierta manera tiene que ver con la moda y los pantalones. En los 80 nos parecía tan ridículo el hecho de que en 2015 ficticio los chicos llevaran los bolsillos por fuera… En cambio en el 2015 real tenemos mucho más sentido de la moda. Oh, sí, ahora los chicos sólo llevan por fuera… los calzoncillos. Y eso en parte —¡oh, destino, que delicioso es tu sutil sentido de la ironía!— gracias a los calzoncillos de Calvin Klein: «¡Bájate los pantalones, Marty, en el futuro todos los chicos irán enseñando el culo!». (Para los que no lo sepáis, en la versión original de la película, Calvin Klein es el nombre ficticio que usa Marty en 1955. En el doblaje español se tradujo como Levis Strauss.)
  • La trilogía está cuajadita de referencias a la cultura popular y del espectáculo norteamericanos de los 80, pero en concreto hay dos personajes que aparecen sin cesar por todas partes: Michael Jackson y Ronald Reagan. En concreto aparecen en RAF II, dentro de la misma proyección de la tele/camarero del Café de los 80, imitando la estética de Max Headroom, aunque la presencia de ambos salpica toda la trilogía. Michael aparece, por ejemplo, en un póster en el cuarto de Marty, su canción «Beat it» suena en el mismo Café de los 80, incluso Marty baila el moonwalker en el bar del Hill Valley de 1885, en RAF III.

La presencia de Reagan es más sutil, pero igual de persistente en la trilogía, muchos periódicos que aparecen en la película incluyen descabelladas noticias sobre él. De hecho es explícitamente nombrado por Doc en la primera película. Pues a Reagan le hizo tanta gracia ser mencionado que citó una de las frases de Doc en el discurso del Estado de la Unión de 1986: «¿Carreteras? A donde vamos no necesitamos carreteras». De hecho se dice, se cuenta, que Robert Zemeckis le llegó a ofrecer al cuadragésimo presidente de EE.UU. el papel de alcalde del Hill Valley de 1885 en RAF III, para la escena de la puesta en marcha del reloj de la torre. Reagan llegó a considerar seriamente la posibilidad, pero al final declinó la oferta. Aunque la tercera parte se estrenó en 1990, fue rodada en 1987, cuando Reagan, que terminó su segundo mandato en 1989, era aún presidente. Las agendas política y artística no cuadraron y es una pena porque habría sido memorable. Además, en aquella época los políticos pensaban que banalizar su imagen pública empañaba su legado político. Nada que ver con los políticos que hoy en día se dan de bofetadas para aparecer en Saturday Night Live, ¿eh, Obama?

  • Cameos. Todo dios quería salir en la peli y casi todo dios se salió con la suya. La historia de Regreso al futuro es la historia de un cameo. Aparecen miembros del equipo técnico y artístico: Steven Spielberg conduce una camioneta; Dean Cundey, director de fotografía de la película, es quien saca la foto de Marty y Doc frente al reloj en RAF III; Huey Lewis, compositor de «The power of love» y «Back in time», canciones de la primera película, aparece como profesor. Tal vez el cameo más entrañable lo realizan cuatro actores que son desconocidos para el gran público, pero son caras familiares de los westerns del Hollywood clásico. Se trata de Harry Carey Jr., Dub Taylor, Pat Buttram y Matt Clark. Son los tres viejecillos que se chotean de Doc y Marty y el camarero en el Saloon de Hill Valley en RAF III. Por salir, sale hasta un peluche de Roger Rabbit, el otro gran éxito de Robert Zemeckis en los 80.
    ZZ Top compuso una versión hillybilly de uno de sus temas para RAF III, Doubleback. Es esa cancioncilla que suena en el baile de inauguración del reloj de Hill Valley en 1885, interpretada… ¡por ellos mismos! Billy Gibbons y Dusty Hill, famosos por no actuar nunca sin sus gafas de sol, se las quitaron para aparecer en la película, pero sus gigantescas barbas les delatan. Y no, no son barbas hipsters, son auténticas barbas rockeras de toda la vida. Posteriormente, Billy Gibbons ha aparecido en la serie Bones interpretando el papel del padre de la artista forense Angela Montenegro.
  • En el apartado de los WTF del reparto nos encontramos con cuatro casos curiosos, aunque no pueden considerarse como cameos: Flea, bajista de Red Hot Chilli Peppers, interpreta a Needles; Jason Scott Lee, que después interpretaría a Bruce Lee en el biopic Dragón y a Mowgli en El libro de la selva, interpreta a uno de los amigotes de Griff Tannen en 2015, en RAF II; Billy Zane, que en 1997 apareció en Titanic como el prometido de Kate Winslet, es uno de los miembros de la panda de Biff en RAF I y Por último, Elijah Wood, Frodo en El señor de los anillos (2001, 2002, 2003), hizo su debut en RAF II, es uno de los niños que juegan al videojuego en el Café de los 80 en 2015.

 Cameos

Páginas 1 2

Pintamonas profesional, juntaletras ocasional. Comida favorita: soylent green. Perfume: Nostalgia, de Veidt Ent. Mascota: Critters. Lema personal: ¿Qué haría Groucho?

2 Comments

  1. anonimo

    yo también e visto en regreso a futuro que los coches vuelan pero que en realidad de existir una dimension subalterna o intermedia entre el año 1985 y 2015 los coches no serian coches voladores ms bien seria ovnis.Buda dice que cada ser humano tiene su propio vehiculo mental para viajar al mundo astral en sueños tal bez en regreso al futuro los coches voladores no sean mas que nuestros propios vehículos internos.¿sabeis que?estoy muy animada asi que esta noche boy a coger uno de esos coches voladorese mio se llama de marca Einstein para irme a dormir buenas noches y quedamos esta noche en el subalterno no olvideis venir volando en vuestros vehículos astrales espirituales cuando llegues al astral coleguiti.¿no queríais saber que había en mi 4ªD?pues ya sabeis que es.Es cuando Marti llego aquí a las 9 horas hoy se marcho esta tarde a las 4 y sta noche se le robara un viejo el coche y estos iran de viaje poco después a futuro a ver a sus hijos.Y para mañana aparecera en el bar del lejano oeste.Pero necesitais mucha alluda d einfromacion de este tipo que si mañana puedo expondré esa infomacion mañana en mi web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Animated Social Media Icons by Acurax Responsive Web Designing Company
Visit Us On Twitter